El turismo ecológico es la premisa en San Cristóbal de Las Casas

San Cristóbal de Las Casas es considerada una de las ciudades más románticas del mundo por lo que se le reconoce como Pueblo Mágico. Ciertamente cuenta con una diversidad étnica y tradición colonial traducida en sus tesoros arquitectónicos o edificaciones de los siglos XVI, XVII y XVIII. Pero también es un lugar que apuesta por el cuidado ambiental y el ecoturismo.

Una belleza cultural y natural

Entre pinos y neblina se encuentra San Cristóbal de las Casas, región de Los Altos de Chiapas, específicamente en el Valle Jovel, a 2,100 metros sobre el nivel del mar. Por ser una ciudad considerada el centro intercultural de Chiapas podrás disfrutar de monumentos y edificaciones como la Catedral de San Cristóbal Mártir, el Museo del Ambar y el Museo Mesoamericano del Jade.

Aunque la ciudad apuesta por desarrollar y darle fortaleza al turismo ecológico en Argentina. En este sentido nada como darse un paseo por el Museo y Chocolatería Cultural KaKaw donde te enseñan la historia, el proceso y el consumo de cacao. El Taller de Leñateros ofrece obras de arte, libros y cuadernos impresos y encuadernados con papel reciclado. En sus instalaciones aprenderás sobre la extracción de colorantes naturales y otras partes del proceso. Puedes llevarte tu libreta de recuerdo.

Diversión garantizada

La aventura y diversión no puede faltar y para ello tienes el Centro Ecoturístico Río El Arcotete. A 12 km del Pueblo Mágico es el lugar perfecto para pasear en lancha, practicar rapel, deslizarte en una tirolesa, montar a caballo o acampar dentro de las instalaciones. De camino a Comitán, están las Grutas de Rancho Nuevo ideal para el disfrute de toda la familia con senderos para una caminata tranquila, juegos infantiles, una tirolesa y asadores para hacer un picnic.

Las Canastas es un lugar para hacer deportes al aire libre, pasear por la montaña o darse un rico baño en el río. Otro sitio encantador son las Cascadas del Corralito, una zona protegida digna de visitar para encontrarse con la naturaleza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *